Explorar los procesos de aprendizaje

El proceso de Orientación diagnóstica es un proceso finito en el tiempo en el que mediante pruebas neuropsicológicas y psicopedagógicas se valoran las funciones específicas implicadas en los procesos de aprendizaje.

En este proceso se busca conocer cómo aprende el/la niñx para poder apoyarnos en las fortalezas, así como reconocer los puntos que necesitan ser acompañados para que el niño o la niña pueda ser funcional en sus procesos de aprendizaje.

La valoración que se hace es de tipo clínica, es decir, recoge una conclusión dependiendo de aspectos multifactoriales en los que se valoran, las características propias a nivel neuropsicológico, la línea escolar y su estilo de aprendizaje, el contexto escolar, social y emocional que puedan estar influyendo en el estado y disposición anímica a aprender.

Orientación diagnostica en aprendizaje